San%20pedro%20de%20atacama

Galerías

El destino San Pedro de Atacama

Es famoso por sus atractivos paisajes, entre los que encontramos algunas de las cumbres más altas de la Cordillera de los Andes, como el volcán Licancábur (5290 mts), volcán Láscar (5592 mts) y el Cerro Quimal (4278 mts); además del famoso Valle de la Luna, rodeado de altas dunas y formaciones rocosas modeladas por el viento del desierto.

 

Además de sus vistas impresionantes, San Pedro de Atacama es la cuna de la civilización atacameña, que estableció su asentamiento en la región del altiplano y las quebradas del desierto. Se pueden encontrar vestigios de este pueblo en pukarás y aldeas que rodean el sector.

 

Cuenta con todos los servicios necesarios y es uno de los lugares favoritos para los turistas extranjeros, quienes brindan a las calles y casas de San Pedro un aire internacional y cosmopolita.

 

San Pedro de Atacama, un oasis en pleno desierto, es un lugar perfecto para escuchar el sonido del silencio. De sus tierras brotan aguas subterráneas que junto a las lagunas insertas en el altiplano te regalan paisajes sobrecogedores que debes verlos al menos una vez en tu vida.

El deporte aventura se transforma en uno de los desafíos más atractivos para los visitantes, ya que existen rutas de bicicleta y trekking que albergan una serie de entretenidos atractivos arqueológicos.

 

Un pueblo que cumple con todas las necesidades de los que lo visitan, y que ofrece una amplia oferta de alojamientos desde hostales a hotel 5 estrellas.

 

Al mismo tiempo la gastronomía presente aquí es apta para todos los bolsillos. San Pedro vive del turismo y el turismo vive de San Pedro. Te invitamos a encantarte con este asombroso rincón del altiplano chileno.

 

NDE IR EN SAN PEDRO

 

San Pedro de Atacama es famoso por la gran cantidad de lugares que pueden visitarse para conocer los alrededores, la cultura o disfrutar de los paisajes de este oasis en el desierto.

 

Valle de la Luna::

 

Este santuario de la naturaleza se localiza 13 kilómetros al oeste de San Pedro de Atacama y es parte de la Reserva Nacional Los Flamencos.

Se forma en una depresión que rodea la sierra Orbate, que es parte de la Cordillera de la Sal. Se produjo por la erosión del viento y el agua que durante miles de años ha modelado sus suelos y montes con interesantes formas como puntas, cráteres, montículos y hondonadas, lo que lo asemeja a un paisaje lunar.

Algunas de las formaciones más famosas del Valle de la Luna son Las Tres Marías, el Anfiteatro, la Gran Duna y las Cavernas de Sal, entre otras.

Se encuentra a 2500 metros sobre el nivel del mar, posee un clima desértico con gran oscilación térmica entre el día y la noche, por lo que se recomienda llevar ropa abrigada si la excursión se extiende más allá del atardecer.

En la geografía de este paisaje único se realizan actividades como trekking, cabalgata y bicicleta, entre otras.

 

Valle de la Muerte:

 

Se ubica dentro de la Cordillera de la Sal y posee inmensas montañas de arena, donde se practican sandboard y trekking.

Además de esto permite observar caprichosas formas de piedra, fabricadas por la erosión del viento del desierto durante miles de años.

 

Salar de Atacama:

 

Se localiza a 2305 metros sobre el nivel del mar, a 55 kilómetros al norte de San Pedro de Atacama. Es el tercer mayor salar del mundo, con más de 3000 kms2.

En su interior se encuentra la laguna Chaxa, hábitat de diversas especies de aves acuáticas como flamencos, gaviota andina, aguilucho y parinas, entre otras. En sus alrededores también se encuentran animales como zorro culpeo, ratón tuco tuco y otras especies de reptiles de la zona.

 

Géiseres del Tatio:

 

Corresponde al campo geomagnético más alto del mundo, ubicado a 4200 metros de altitud, con 80 géiseres donde el agua hierve a 86°C de temperatura y alcanza una fumarola de más de 70 centímetros.

El momento ideal para observarlos es durante la mañana, entre las 06 am y las 7 am, que es el horario en el que se presenta la mayor actividad de fumarolas. Además permite observar la gran cantidad de fauna que habita en este territorio, como ñandúes, vicuñas y vizcachas, entre otras.

Junto a los Géiseres del Tatio se puede disfrutar de aguas termales directamente en la naturaleza, que permiten sumergirse en agradables pozones y recuperarse del frío del ambiente. Por esto se recomienda realizar esta excursión con ropa de abrigo apropiada, buena hidratación y sin comer demasiado, para evitar los síntomas de la altura.

 

Termas de Puritama:

 

Estos pozones de aguas termales se encuentran rodeados de cordones montañosos con hermosos paisajes naturales. Se ubican a sólo 28 kilómetros de San Pedro de Atacama y la temperatura de sus aguas no supera los 33°C.

Cuentan con cómodas pasarelas de madera para trasladarse y observar la vegetación de los alrededores.

 

Toconao:

 

Este pequeño pueblo se encuentra al noreste del Salar de Atacama y es un oasis que ofrece agua pura y cultivos de todo tipo de frutas, que se destacan por su alto contenido en ácido ascórbico (vitamina C), por la presencia cercana de los minerales del salar.

Entre sus atractivos encontramos los monumentos nacionales Iglesia y Campanario de San Lucas, que fueron construidos en el siglo XVIII.

Sus edificaciones son todas de piedra liparita, que mantiene los edificios temperados y se realiza artesanía de piedra volcánica tallada.

 

Ruinas de Tulor:

 

Corresponde a las ruinas concéntricas de un antiguo poblado atacameño de más de 3000 años de antigüedad que se descubrió sepultado en las arenas del desierto.

 

Pukará de Quitor:

 

Se encuentra a 3 kilómetros de distancia de San Pedro de Atacama, sobre el Cerro de Quitor. Es un fuerte construido por los antiguos habitantes en el siglo XII y reutilizada por los incas luego de su ocupación. Fue utilizado como fortaleza para defenderse de otros pueblos.

 

Lagunas Altiplánicas:

 

Las lagunas altiplánicas de Miscanti y Miñiques se ubican a más de 4000 metros sobre el nivel del mar. Brindan colores maravillosos reflejando el cielo del altiplano. Se ubican en el borde del Salar de Atacama, a 6 horas aproximadamente de distancia de San Pedro de Atacama.

 

Museo Arqueológico Padre Gustavo Le Paige:

 

Este museo reúne la colección del sacerdote jesuita belga que tras años de estudios logró obtener una muestra de objetos que muestra la evolución y desarrollo de la vida de los pueblos atacameños durante sus 11 mil años de desarrollo.

 

ACTIVIDADES EN SAN PEDRO

 

En San Pedro de Atacama lo primero es realizar una caminata por el pueblo, donde se pueden conocer algunos lugares emblemáticos como el museo arqueológico Padre Le Paige, la Iglesia de San Pedro, la Municipalidad y la calle Caracoles, que es donde se encuentra la mayor cantidad de comercio de la zona y la feria artesanal, con productos elaborados con materiales de la zona como lana de llama, tallados en piedra, cactus, cuero, entre otros.

 

Luego se pueden recorrer los alrededores de la zona caminando o arrendando una bicicleta. Algunos lugares cercanos son el Pukará de Quitor (3 kilómetros al norte) donde además de apreciar las antiguas ruinas se puede observar el volcán Licancabur y algunas cavernas.

 

También parte del circuito turístico de San Pedro de Atacama están el Valle de la Luna y Valle de la Muerte, los que pueden recorrerse realizando trekking, en bicicleta o en cabalgatas. Para disfrutar de la belleza del paisaje desértico, en especial de la salida de la luna, se recomienda visitar ambos lugares cerca del anochecer y tomar hermosas fotografías de la puesta de sol entre las dunas.

 

Otra excursión imperdible es conocer el Salar de Atacama, parte de la Reserva Nacional Los Flamencos. En su interior se encuentra la laguna Chaxa, un ecosistema de aves andinas, como varias clases de flamencos y parinas, entre otras.

 

Dentro del mismo Salar de Atacama encontramos la laguna Cejar, de aguas esmeraldas y alta concentración de sal, lo que permite que al sumergirse se experimente una agradable sensación de flotar. Se recomienda utilizar siempre sandalias al ingresar a estas aguas por el terreno rocoso del fondo y nunca abrir los ojos bajo el agua.

 

Luego de un baño, es posible quitarse el exceso de sal sumergiéndose en los Ojos del Salar, dos pozones de agua dulce que se encuentran cercanos a la laguna, conocidos como Tebinquinche.

 

En la zona norte del Salar de Atacama, también encontramos la Aldea de Tulor, un antiguo pueblo construido en los años 100 y 300 D.C, formada por casas circulares que se encontraban enterradas bajo la arena del desierto y ahora son administradas por la comunidad atacameña del Ayllu de Coyo, que cuentan con solas de exhibición y interpretación para conocer sobre la flora, fauna e historia del lugar.

 

También se puede visitar el Salar de Tara, que se encuentra en dirección a la frontera con Argentina, tomando el camino del Paso Internacional Jama, dentro de la Reserva Nacional Los Flamencos. Brinda un espectáculo impresionante de salares, formaciones rocosas llamadas “catedrales”, lagunas y ríos, además de una inmensa diversidad de fauna nativa, aves migratorias, llamas y vicuñas.

 

Una de las atracciones más importantes de San Pedro de Atacama, es conocer los Géiseres del Tatio, que se ubica a más de 4300 metros de altitud sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el campo geotérmico más alto del mundo.

 

Aquí se pueden observar las impresionantes fumarolas de agua y vapor calientes que alcanzan hasta los 7 metros de altura y son lanzados por los géiseres especialmente en la madrugada. Es por esto que para realizar esta excursión se debe partir a las 4 de la mañana desde el pueblo, donde comienzan los 90 kilómetros de ascenso hacia el campo geotermal. Durante el viaje se puede apreciar todo tipo de fauna autóctona como llamas, zorros, suris y flora local.

 

El complejo de los géiseres, conocido como Tatio Mallku, es administrado por las comunidades indígenas de Caspana y Toconce y se debe pagar una entrada. Ya estando ahí, se recomienda llevar mucha ropa de abrigo, caminar sólo por los senderos señalizados y caminar lento, para evitar molestias por la altura.

 

Otra recomendación es comer liviano, beber mucha agua, descansar adecuadamente y tomar infusiones de chachacoma, una hierba medicinal que se obtiene en San Pedro de Atacama, y que se bebe para ayudar a acostumbrarse al frío y la altitud.

Aquí también se encuentra la piscina termal del Tatio, donde los visitantes que se atrevan a desafiar el frío del ambiente, luego podrán disfrutar de un agradable baño.

 

Al regreso de la visita a los géiseres, es posible visitar el poblado de Machuca, donde aún se conservan las antiguas tradiciones del pueblo atacameño como el pastoreo y la agricultura. En sus alrededores se puede observar un bofedal, que se caracteriza por sus inmensos cactus gigantes y por ser el hábitat de aves acuáticas como gaviotas andinas, flamencos, patos, entre otros.

 

Además de Machuca, algunos tours permiten recorrer los pueblos de Lasana, Chiu Chiu y Caspana, que también cuentan con museos, antiguos edificios, iglesias y tradiciones de los pueblos atacameños.

 

Finalizando el viaje, a casi 50 kilómetros de San Pedro, encontramos las Termas de Puritama, un agradable lugar para relajarse en las cálidas aguas medicinales de sus ocho pozones naturales que están conectados a través de pasarelas de madera, para facilitar el desplazamiento. La temperatura de las aguas no supera los 33°C y poseen propiedades tanto curativas como de rejuvenecimiento de la piel.

 

COMER Y BEBER EN SAN PEDRO

 

En San Pedro de Atacama se conservan las antiguas tradiciones de la comida atacameña, siendo la base de la cocina el maíz y el trigo, que eran cultivados en diferentes variedades en la zona, al igual que la carne de llama. Los platos típicos son contundentes, condimentados y con muchas proteínas.

 

Algunos de los más famosos son la patasca, el locro de trigo, el frangollo, la carbonada y las humitas, la mayoría de ellos elaborados con maíz y trigo. También se prepara pan con harina, trigo o maíz y queso de oveja o vacuno.

 

Entre los tragos más tradicionales está la chicha de maíz y la aloja, chicha de algarrobo.

 

Además de estas comidas tradicionales, en San Pedro de Atacama existen varios restaurantes que han unido las antiguas recetas con sabores nuevos, con preparaciones como la chorrillama, un plato conocido de la cocina chilena que se prepara con papas, huevos, cebolla frita y carne de llama.

 

También existen “picadas” o restaurantes con precios más bajos, donde se puede disfrutar de comida casera y probar los sabores nativos de la zona.

 

info@destinosdeamerica.com

 

 

Más información

Servicios


Destacados cercanos a San Pedro de Atacama

Menú

Menu

Arica

Arica

Tarapaca

Tarapaca

Antofagasta

Antofagasta

Atacama

Atacama%20orion

Coquimbo

Coquimbo

Valparaiso

Valparaiso8

Santiago

Chile%20santiago

O'Higgins

Punta%20de%20lobos%20ohiggins

Maule

Maule

Biobío

Captura%20de%20pantalla%202017-07-03%20a%20la%28s%29%2014.53.18

Araucanía

Araucania

Los Ríos

Img_0533

Los Lagos

Captura%20de%20pantalla%202018-07-24%20a%20la%28s%29%2012.03.32

Aysén

Aysen%20cuevas%20de%20marmol

Magallanes

Magallanes